Artur DeTripas, artista urbano con raíces al grafiti, empieza en 2003 de forma autodidacta e instintiva, desarrolla su propio estilo a lo largo de los años. Se observan las influencias de las diversas tendencias y artistas que han marcado su aprendizaje.

Entiende su trabajo como una herramienta para crear vínculos entre la calle y las personas, por ello desarrolla proyectos participativos e imparte talleres de diferentes disciplinas como pintura mural, graffiti o reciclaje donde los participantes pueden disfrutar de una experiencia que les hace partícipes y no solo espectadores o consumidores de arte.

Destaca su labor como comisario en las diferentes ediciones del Festival de arte urbano Cromàpica (Picassent). Ha desarrollado diferentes proyectos y murales en ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia, Chefchaouen (Marruecos).

Además colabora con entidades ONG como Iniciatives Solidàries trabajando con personas privadas de libertad o Fundación Itaka con menores con riesgo de exclusión social.